Archivo de la etiqueta: hotel

Colorado Springs

 

La semana pasada hice un viaje exprés acompañando a Juanma a un congreso que tenia en Colorado Springs.

Mi padre ha sido toda la vida un cowboy en una época equivocada así que he visto mil películas del oeste y también he leído sobre personas que hicieron historia en esos tiempos como Billy “el niño” y Jesse James. Así que imaginaos como me ha podido emocionar andar por esos paisajes que tanto he visto en las películas o andar por las calles con construcciones tan autenticas que te permitían visualizar fenomenal como eran los pueblos entonces.

andando

En este restaurante nos tomamos algo y la gente era encantadora. Estoy segura que la comida (que tenia muy buena pinta) estaba riquísima.

En este restaurante nos tomamos algo y la gente era encantadora. Estoy segura que la comida (que tenia muy buena pinta) estaba riquísima.

Los paisajes rocosos y bosques de pinos y arboles altos te daban ganas de perderte durante todo un día por ahi...

Los paisajes rocosos y bosques de pinos y arboles altos te daban ganas de perderte durante todo un día por ahi…

Estuvimos en un hotel maravilloso llamado The Broadmoor que contaba con mas de 20 restaurantes, campo de golf, y boutiques.

Me encantan las camas de los hoteles que parece que te absorben... jajaja

Me encantan las camas de los hoteles que parece que te absorben… jajaja

Y los desayunos en la habitación, ¿a quien no le gustan?

Y los desayunos en la habitación, ¿a quien no le gustan?

Lo primero que visitamos fue la parte del centro de la ciudad, fuimos a comer a Famous Steakhouse. En EEUU me encanta pedir carne ya que allí tienen unas carnes espectaculares y las preparan súper bien.

cheyenne canyon

No contaba con subir las escaleras así que tampoco iba vestida adecuadamente para un paseo por el campo. Pero bueno...

No contaba con subir las escaleras así que tampoco iba vestida adecuadamente para un paseo por el campo. Pero bueno…

Otro de los lugares a los que fuimos que fue espectacular fue North Cheyenne Canyon. Un lugar llena de tirolinas por donde podías pasar de un lado a otro del cañón, escaleras vertiginosas que te llevaban a un bosque en el que podías dar largos paseos. Y con un restaurante riquísimo al final…

Y esto solo era la mitad del camino... Que mal lo pase para bajar!!!

Y esto solo era la mitad del camino… Que mal lo pase para bajar!!!

Manitou Springs fue uno de mis sitios favoritos ya que era un pueblo precioso con tiendas únicas y restaurantes pintorescos. Volvería una y otra vez allí. Cuando me hablaron del lugar me hizo gracia ya que mi madre fumaba la marca Manitou.

hotel

Podia imaginarme a los bandoleros saliendo corriendo de la puerta del banco después de haberlo atracado... jajaja

Podia imaginarme a los bandoleros saliendo corriendo de la puerta del banco después de haberlo atracado… jajaja

autentico pueblo oestePor ultimo tuve tiempo suficiente para ir El jardín de los dioses. Un paisaje con grandes rocas rojas donde los nativos encontraban formas diferentes y sentido a cada una de ellas. Un lugar mágico desde luego.

garden of the gods

Me encanta viajar con el... me empuja a hacer cosas que normalmente no haría...

Me encanta viajar con el… me empuja a hacer cosas que normalmente no haría…

No contaba con este vendaval...

No contaba con este vendaval…

Por desgracia no pude quedarme mas tiempo pero lo aproveche todo lo que pude y aun así quiero volver. Me gustaría recorrer El jardín de los dioses a caballo, saltar en tirolina (esto es mas un sueño que nunca se cumplirá… jajaja) y si es posible montar en el Cog Rail Way (tren histórico que ha cerrado hasta nuevo aviso).

yo jardin e los dioses

No dudéis en dejarme comentarios que estoy deseando leerlos…

 

Que tengáis una semana estupenda.

 

Eugenia

 

 

 

Colorado Springs

 

Last week I made an express trip accompanying Juanma to a congress I had in Colorado Springs.

 

My father has been a cowboy all his life in a wrong time so I’ve seen a thousand movies from the west and I’ve also read about people who made history in those days like Billy “the boy” and Jesse James. So imagine how I could be moved by those landscapes that I have seen so much in the movies or walk the streets with such authentic constructions that allowed you to visualize so well as the towns were then.

 

We stayed at a wonderful hotel called The Broadmoor that had more than 20 restaurants, a golf course, and boutiques.

 

The first thing we visited was the downtown part of the city, we went to eat at Famous Steakhouse. In the USA I love to ask for meat since there they have spectacular meats and they prepare them super well.

 

Another place we went to, that was spectacular, was North Cheyenne Canyon. A place full of zip lines where you could pass from one side of the canyon to the other, vertiginous stairs that took you to a forest where you could take long walks. And with a great restaurant at the end …

 

Manitou Springs was one of my favorite places as it was a beautiful town with unique shops and quaint restaurants. I would go there again and again. When they told me about the place, it was funny because my mother smoked the Manitou brand.

 

Finally I had enough time to go The Garden of the Gods. A landscape with large red rocks where the natives found different shapes and meaning to each of them. A magical place, of course.

 

Unfortunately I could not stay longer but I took advantage of everything I could and still want to return. I would like to visit The Garden of the Gods on horseback, jumping on a zip line (this is more a dream that will never be fulfilled … hahaha) and if it is possible to ride the Cog Rail Way (historical train that has closed until further notice).

 

Do not hesitate to leave me comments that I am looking forward to reading…

 

Have a great week

 

Eugenia

¡Bienvenidos a Austin, Texas!

 

El capitolio tenia a su alrededor toda clase de esculturas con personajes históricos. ¡Fue una zona preciosa para visitar!

El capitolio tenia a su alrededor toda clase de esculturas con personajes históricos. ¡Fue una zona preciosa para visitar!

Seguimos con mi viaje por la Américas… Como sabéis, he aprovechado que Juanma, mi marido, tenía que ir por trabajo, y aunque ya estamos de vuelta en España, aún me quedan cosas que compartir de nuestros días en USA. Esta vez estamos en el estado de Texas, en el hotel Westin de Austin.

Esta era la recepción. a la izquierda se encontraba el restaurante Stella donde desayunaba.

Esta era la recepción. a la izquierda se encontraba el restaurante Stella donde desayunaba.

zona de ascensores Processed with VSCO with m2 preset

Uno de los desayunos de Stella. Pancakes de banana y arándanos.

Uno de los desayunos de Stella. Pancakes de banana y arándanos.

La ciudad de Austin es una ciudad no muy grande que roza el millón de habitantes y que en arquitectura abarca (para mi) diferentes épocas de la historia en Estados Unidos. Puedes encontrar calles con estructuras típicas del siglo XIX, hasta los rascacielos del siglo XXI.

Este cine, en el que todavía se siguen visitando películas, la noche de la fiesta de halloween pusieron las películas de terror de Dracula y El hombre lobo.

Este cine, en el que todavía se siguen visitando películas, la noche de la fiesta de halloween pusieron las películas de terror de Dracula y El hombre lobo.

Aqui stan los rascacielos de nuestros tiempos...

Aquí están los rascacielos de nuestros tiempos…

yo

Llegamos el martes por la noche y por las calles se respiraba un ambiente de fiesta y diversión ¡que luego comprobamos era todos los días! (posiblemente debido a la universidad).

Al día siguiente fuimos a hacer un poco de turismo. Después teníamos la convención del sector de sobres que nos había llevado allí. Dimos un largo paseo por la ciudad y visitamos el Capitolio de Austin rodeado de un parque maravilloso y extremadamente cuidado. Las casas de la zona eran preciosas y típicas del lugar ¡Tal como las he visto siempre en todas las películas ambientadas en Texas!

congress av

Esta casa tenia un jardín delantero con unos grandes arboles.

Esta casa tenia un jardín delantero con unos grandes arboles.

Esta otra casa pertenecía a la asociaciones de profesores.

Esta otra casa pertenecía a la asociaciones de profesores. Una preciosidad.

Después de este paseo disfruté en la piscina del hotel mientras Juanma se iba a reuniones. La zona de la piscina estaba en la planta  20, con una zona chill out y música para ambientar un poco a la gente.

La piscina se convirtió durante 3 días en mi lugar para relajarme y leer.

La piscina se convirtió durante 3 días en mi lugar para relajarme y leer.

Por las noches teníamos cockteles con todas las empresas asistentes a la convención para conocernos mejor. Tuvimos ocasión de hablar con gente de todas partes de EEUU y nos sentimos desde el principio muy bien acogidos por todos.

Este es uno de los restaurantes donde cenamos fenomenal. El ceviche estaba espectacular.

Este es uno de los restaurantes donde cenamos fenomenal. El ceviche estaba espectacular.

El viernes por la noche tuvimos una cena de trabajo relacionada con la convención, en la que me senté junto a un hombre encantador. Era ya mayor, y me contó que había estado 3 años y medio luchando en la Segunda Guerra Mundial y casi dos en la de Corea. Lo que me dijo este señor fue: “Estás sentada al lado del hombre más afortunado del mundo… estuve 3 años y medio en la Segunda Guerra Mundial y casi dos en la guerra de Corea y volví a casa sin un rasguño”. Y tenia razón, era el hombre mas afortunado del mundo. A sus 93 años sigue trabajando y tiene una gran familia a la que adora. Es de esas personas que piensas que deberían escribir una biografía, para compartir con todos sus pensamientos y experiencias. Han vivido acontecimientos históricos importantísimos y llevado una vida llena de valores y amor a la familia y a su profesión.

Al día siguiente, en el tiempo libre, alquilamos una pick up y nos fuimos a recorrer los alrededores. Recorriendo las carreteras, la sensación era como si fueras por los decorados de una película americana. Nos fascinó el paisaje y los ranchos típicos del lugar con sus buzones en las entradas.

Era todo como lo imaginaba...

Era todo como lo imaginaba…

Comimos en un sitio que parecía sacado de una escena de la gran pantalla, Kenney store. Por supuesto disfrutamos de una estupenda Cheese Burger americana. Era tan grande que no sabía ni como cogerla y darle el primer bocado. ¡¡Estaba buenísima!! Ya de regreso, pasamos por un pueblo entre Houston y Austin llamado Giddings. La tienda del pueblo, llamada A blast from the past, tenía de todo… Desde toda clase de disfraces hasta decoración de Navidad.

Este era el restaurante Kenney store, en el que al llegar encontramos un grupo grande de moteros. Fue genial...

Este era el restaurante Kenney store, en el que al llegar encontramos un grupo grande de moteros. Fue genial…

interior

Este cartel ¡me encantó!

Este cartel ¡me encantó! “Hablar de tonterías no es lo mismo que libertad de expresión”

todo tipo de mesas

Y llego la hamburguesa...

Y llego la hamburguesa…

¿Cómo la cojo?

¿Cómo la cojo?

¡Los dos engullimos!

¡Los dos engullimos!

It was a Blast!!

It was a Blast!!

tienda

Tenia artículos de segunda mano ¡increíbles!

Tenia artículos de segunda mano ¡increíbles!

Todo el vestuario era para llevárselo a casa.

Todo el vestuario era para llevárselo a casa.

Trajes de Charleston

Trajes de Charleston

decoración

Tenia toda clase de sombreros.

Tenia toda clase de sombreros.

No pude evitarlo y me lo probé para ver como sentaba.

No pude evitarlo y me lo probé para ver como sentaba.

Este antiguo teatro estaba siendo rehabilitado por el dueño de la tienda. En el pretende poner películas antiguas.

Este antiguo teatro estaba siendo rehabilitado por el dueño de la tienda. En el pretende poner películas antiguas.

Una de las iglesias del pueblo de Giddings.

Una de las iglesias del pueblo de Giddings.

casas

El pueblo de Giddings parecía por algunas zonas un pueblos del oeste con el tren cruzándolo.

El pueblo de Giddings parecía por algunas zonas un pueblos del oeste con el tren cruzándolo.

Una vez de vuelta en Austin disfrutamos de la zona de tiendas Congress Avenue donde compré unas botas de Allens boots. También pasamos por la 6th Street, que estaba cortada por la fiesta de Halloween. La calle estaba abarrotada de gente disfrazada y de todos los bares de la calle salía todo tipo de música en directo y espectáculos. Fue una experiencia genial para la última noche.

Congress Avenue

Congress Avenue

allens boots

¡Era enorme!

¡Era enorme!

Me compre unas que encontré de piel negras. Las use nada mas llegar a Madrid.

Me compre unas que encontré de piel negras. Las use nada mas llegar a Madrid.

Una tienda genial de música en la misma avenida.

Una tienda genial de música en la misma avenida.

Por supuesto fui a ver una tienda de auténticos sombreros tejanos.

Por supuesto fui a ver una tienda de auténticos sombreros tejanos.

6th street, la calle de los bares y restaurantes.

6th street, la calle de los bares y restaurantes.

Este era uno de los shows que se podían ver en la 6th street en halloween.

Este era uno de los shows que se podían ver en la 6th street en halloween.

Os aconsejo que conozcáis este estado tan pintoresco y único. Me enamoré de la gente, del paisaje, ambiente, arquitectura… Me enamore de ¡TODO!

mensaje

Hasta la semana que viene.

Welcome to Austin, Texas!

 

We continue with my journey through the Americas … As you know, I took the opportunity of going to America because Juanma, my husband, had to go for work, and although we are already back in Spain, I still have things to share of our days in USA. This time we are in the state of Texas, in the Austin Westin hotel.

The city of Austin is not a very big city that borders the million inhabitants and covers architecture (for me) from different periods of history in America. You can find streets with typical structures of the nineteenth century to the skyscraper of our century.

We arrived on Tuesday night and the streets had a festive and fun atmosphere which we checked was every day! (Possibly because of college).

The next day we went to do some sightseeing. After we had the envelopes sector convention that had brought us there. We took a long walk around the city and visited the Capitol in Austin surrounded by a wonderful park and extremely well preserved. The houses in the area were beautiful and typical such as the ones I’ve always seen in all films set in Texas!

After this tour I enjoyed the pool while Juanma was going to meetings. The pool area was on the 20th floor, with chill out area and with music to acclimate a bit the people.

At night we had cocktails with all the convention attendees to get to know the other companies. We had a chance to talk with people from all over the US and from the beginning we felt very welcomed by all.

On Friday night we had a working dinner on the Convention, where I sat next to a lovely man. He was older, and told me that he had been 3½ years fighting in World War II and almost two in Korea. What he told me was, “You’re sitting beside the luckiest man in the world… I was 3½ years in World War II and almost two in the Korean War and came home without a scratch.” And he was right, he was the luckiest man in the world. At 93 years he is working and has a family who he adores. It is these people who I think they should write a biography, to share with all their thoughts and experiences. They have lived important historical events and led a life full of values ​​and love for their families and his profession.

The next day, in our free time, we rented a truck and went to roam around. Driving the road, it felt like you it was decorated for an American film. We were fascinated by the landscape and the typical ranches placed with their mailboxes at the entrances. We ate at a restaurant like something out of a scene from the big screen, Kenney store. Of course we enjoyed a great American Cheese Burger. It was so big that did not know how to catch and give the first bite. It was very good!! On our way back, we passed a town between Houston and Austin called Giddings. The village shop, called A blast from the past, had everything… From all kinds of costumes to Christmas decoration.

Once back in Austin we enjoyed the Congress Avenue shopping area where I bought some boots in Allen’s boots. We also passed by the 6th Street, which was cut for the Halloween party. The street was crowded with people dressed up and all the street bars had all kinds of live music and shows. It was a great experience for the last night.

I advise you to go to this state so quaint and unique. I fell in love with the people, the landscape, environment, architecture … I fell in love with EVERYTHING!

 

Until next week.