Tonifica y pierde peso con la natación

La natación es el deporte más completo ¿Cuántas veces lo has escuchado? Muchas. Y aún así no te decides a meterte en la piscina. Nadar permite el máximo trabajo con un mínimo impacto, aumenta la capacidad motriz y de memoria… y no sólo esto, mientras nadas tus músculos trabajan de cinco a seis veces más que en tierra firme, mejoras la postura corporal y aumentas la resistencia pulmonar. Además en lo de nadar, ser mujer tiene un plus, nos lo cuenta  Fernando Sancha, Ironman Triahtleta y entrenador nacional de Triatlón: “Las mujeres poseen aproximadamente un 25% de grasa corporal comparada con el 15% de los hombres. Lo cual les permite flotar mas fácilmente, ayudándoles a ahorrar energía y mantener sus piernas más cercanas a la superficie del agua, dando como resultado una brazada más hidrodinámica”. Si con todo esto aún no te decides, un último dato; quemarás alrededor de unas 600 calorías por hora, lo equivalente a una hamburguesa con queso y media tableta de chocolate. ¿Lista para zambullirte? Elige tu objetivo entre los 3 que te proponemos y… ‘be water my friend’

OBJETIVO QUEMAGRASA

Según Fernando Sancha “Nadar hay que vincularlo siempre a una actividad placentera, según los objetivos y perspectivas de cada persona una muy buena pauta de entrenamiento integral, sería nadar 2-3 veces a la semana, complementado por 2 días de entrenamiento cardiovascular con más impacto como correr, caminar, elíptica, pedalear, patinar.. y dos días de trabajos de fuerza funcional y activación muscular.” Si tu objetivo es quemar grasa de zonas conflictivas como vientre, cartucheras etc.. Cristina Todo Ruíz, desde Virgin Active nos explica “un circuito ideal para combatir estas áreas conflictiuvas sería combinar series de 50-100 metros, descansando 30 segundos entre cada una, de nado libre suave, pies crol con tabla, crol rápido, crol con palas, espalda suave, crol con aletas, braza suave y al finalizar estiramientos.” Los cambios de ritmos son muy buenos en este caso. ¿La frecuencia ideal? De 30 a 60 minutos al día dos o tres veces por semana, comenzando siempre de menos a más tiempo a medida que vamos mejorando.

TONIFÍCATE

Mientras nadas, tus músculos trabajan de cinco a seis veces más que en tierra firme, debido a que hallan más resistencia al movimiento y se ponen en movimiento dos terceras partes de tu sistema muscular. Por este motivo nadar durante unos unos cincuenta minutos tres veces a la semana se puede convertir en tu mejor aliado si lo que estás buscando es tonificar. ¿Qué estilo elegir si queremos estilizar y aumentar el tono muscular? Según César Sebastián Bueno, miembro de Top Doctors, “el estilo mariposa desarrolla los músculos y la capacidad respiratoria, pero debemos tener en cuenta que si padecemos de artrosis, ciática o lumbalgia no está aconsejado, por lo que una buena alternativa sería probar con el crol, que fortalecerá los músculos de la espalda y los brazos.”

Otra opción para aumentar el tono en el tren inferior mientras estás en el agua es generar sobrecargas con palas y gomas de tracción. Con las primeras aumentaremos la supeficie del agua que hay que mover en cada desplazamiento; a más superficie de pala más fuerza deberemos aplicar. Las gomas de tracción te permitirán de manera sencilla poner más resistencia anclando un extremo de la goma fuera de la piscina y otro a tu propio cuerpo, empujando horizontalmente.

Santa Clara International Grand Prix - Day 4

 RECUPÉRATE

El primer requisito indispensable es realizar una valoración por un médico deportivo que estudie los problemas específicos y que pueda aconsejarte sobre qué ejercicios te convienen más. Muchos piensan que la actividad terapéutica es sinónimo de suavidad,  nada más lejos de la realidad; los ejercicios se practican a una intensidad alta, buscando la mejora de la condición física. Este tipo de terapia suele incluir tratamientos en grupo, con personas con problemas y características similares.

Según Sancha “Nadar se convierte en un buen analgésico natural, aliviando dolores de todo tipo y en particular mejora las molestias que encontramos en la espalda por abuso de malas posturas continuadas. También nos ayuda a mejor los parámetros de funcionalismo pulmonar en reposo con respecto a la población general. ”

Durante 30 minutos puedes realizar el siguiente circuito haciendo 12 repeticiones de cada ejercicio hasta completar 4 series, descansando entre cada una un minuto. Nado a braza 50 metros, sentadillas, fondos de brazos, aperturas de piernas, lunges, salto vertical, encogimientos estirando al final todo el cuerpo y flexiones de brazos.

¿Qué tipo de entrenamiento elegir entonces si estamos lesionados? “Depende del tipo de lesión, el agua tiene propiedades como la flotación que disminuye el efecto de la gravedad con lo que las articulaciones soportan menos peso, la resistencia del agua mejora la funcionalidad de los ejercicios locomotores y la presión hidrostática favorece el retorno venoso activando así la circulación y favoreciendo que las zonas inflamadas al tener mayor drenaje se recuperen antes. Se podrían realizar ejercicios como caminar en el agua, elevaciones de rodillas, desplazamientos laterales…” explica Cristina Todo Ruíz.

2 pensamientos en “Tonifica y pierde peso con la natación

Responder a ejercicios para adelgazar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>