La vida… en Fitness

Estamos en plena ola de calor, ya es innegable que ¡está aquí el verano!

Imposible retrasar más el cambio de armario, ya ni siquiera sirve la ropa de entretiempo, y los trajes de baño nos recuerdan que no queda nada para las vacaciones. Qué apetecible si no fuera porque nos enfrentamos a dos de nuestros mayores enemigos: el espejo y la báscula. Empiezan entonces dietas imposibles para llegar a punto, pero claro, combatir los efectos de diez largos meses de invierno en uno es muy muy complicado.

Así que quiero proponeros un método. Se trata de una dieta para trabajar al mismo tiempo la puesta en forma a nivel físico, mental y emocional: “Feeling & Thinking”, Sentir y Pensar.

Parte de una premisa clave: la comida es necesaria y un gran placer. Desafortunadamente, en exceso puede llevarnos a perder la forma. Aprendiendo a pensar y a sentir, perdemos peso de forma saludable con un plan basado en la dieta mediterránea que combina la psicología, la psiconutrición y el “fitness” emocional y físico.

Captura de pantalla 2015-06-30 a las 9.32.13

Y, ¿qué me diríais si os dijera que existe algo muy parecido para ponernos en forma mentalmente? ¿Me llamaríais loco? ¡Pues no lo estoy, existe! Y es que muchas de nuestras barreras están en nuestra cabeza.

¡NOS VAMOS AL GIM! Todos sabemos qué es el fitness, pero poca gente conoce el concepto de fitness emocional.

Me gustaría pediros que os pusierais “zapatillas y chandal emocionales” para “sudar emocionalmente” también.

¿Qué conseguiremos con esto?

Pues buscar la felicidad dentro de nosotros mismos. Ni más ni menos.

En mi trabajo como Coach, y en mis conferencias de “EMOTIONAL Fitness”, enseño a las personas a estar más en forma mental y emocionalmente: si el objetivo del Fitness es el bienestar físico, el del Fitness emocional es el bienestar emocional.

Esto se logra a través de técnicas con las que aprendemos a administrarnos mejor a nosotros mismos, a nuestra psique. Parece una locura, pero la relación hecha con el Fitness tiene sentido, ya que los “músculos emocionales” se rigen por las mismas reglas que los físicos. Y es que, ¿cómo se desarrolla un músculo? Crece cuando se le aplica estrés, cuando levanta un peso mayor al que soporta cómodamente. Si entrenamos siempre con los mismos pesos, mantendremos el músculo en forma, pero no aumentará.

Con el cerebro pasa exactamente lo mismo: al “forzarlo” a salir de su zona de confort, creamos nuevas capacidades en lugar de las nuevas fibras que crearía un músculo.

Esto ocurre a través de las dificultades, los desafíos, en definitiva, los pesos que la vida nos pone para forjar nuestros músculos morales y emocionales: nuestro carácter.

Hay que aprender a volverse “elástico mentalmente”.

Hoy mismo se puede empezar a entrenar. Todos sabemos qué queremos mejorar o cambiar de nuestra propia forma de ser, así que ¿por qué no lo hacemos? ¿Qué nos está frenando?

Somos más fuertes para empezar una dieta o matarnos en un gimnasio, que para tomar decisiones ligadas a nuestro crecimiento personal y emocional. Esto tiene que acabarse: hay que empezar a entrenar nuestra psicología.

Tomemos decisiones, creemos nuestro destino.

Los miedos, las costumbres, el pesimismo… son enemigos del proceso de mejora: solo empezando el camino con sinceridad salimos del “gimnasio emocional” más fuertes. Para ayudaros en el proceso, estamos siempre disponibles los Coaches. Eliminad trabas, ¡atreveros a ser felices! ¡¡¡A POR TODAS!!!

Un pensamiento en “La vida… en Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>