Gran Canaria Wellness

1He tenido el placer durante unos días, de descubrir, saborear y disfrutar de un lugar en el que nunca había estado, Gran Canaria.  Buscaba relax y mimos y se me concedió con creces.

Me habían hablado maravillas del spa en el hotel Seaside PalmBeach. Un hotel enfocado en esta época del año a un tipo de turismo que sobretodo busca tranquilidad, tratamientos y un trato personalizado hasta las últimas consecuencias.  Y doy fe de que lo encuentran.

El tratamiento que más me gustó fue uno llamado Pantai Luar. Se trata de un masaje de origen asiático que se hace con unos saquitos calientes impregnados de aceites esenciales. Al principio te da la sensación de que quema, pero enseguida la piel se acostumbra y empiezas a disfrutar. Trabaja a nivel profundo y ayuda a eliminar contracturas, hidratar la piel y a mejorar la circulación. La sensación de tranquilidad y placer es tan grande que lo repetiría todos los días. Buscad este tratamiento o id directamente al Seaside.

Os dejo unas fotos para poneros los dientecitos largos.

Un beso enorme y gracias siempre por estar cerca.

2

3

4

 

Beauty Space

IMG_3201Acabo de llegar a Barcelona, después de pasar un par de días en el Festival de cine de Málaga. Un festival que me trae sólo recuerdos bonitos. Quería aprovechar para contaros que las dos semanas anteriores al evento, estuve poniéndome a punto. Viene el buen tiempo y seguro que muchos de vosotros tenéis alguna que otra cita importante para la que queréis mimaros un poco más. Así que comparto mi ritual.

Empecé con una limpieza e hidratación facial en profundidad con un tratamiento a base de piña que me dejo la piel luminosa y equilibrada. En la siguiente cita, disfruté de un peeling corporal que intento hacer en cada cambio de estación. La sensación de suavidad e hidratación que te deja, te dura por semanas.  Continue con un  Indiba corporal, algo que me gustaría mantener de forma regular, manicura/pedicura y por último justo un día antes del evento, indiba facial. Esto último me tiene maravillada. Creo que a día de hoy, indiscutiblemente, la radiofrecuencia se mantiene como un tratamiento top, que funciona a las mil maravillas. Eso sí, ojo con las gangas, la maquina es importante, pero más lo son las manos que la manejan.

Mi centro de referencia es el Beauty Space de Bonasport. Por si hay alguien despistado por ahí, que necesita una dirección, aquí la tiene. Son impecables, encantadoras y te hacen sentir como en casa. Sinceramente, escaparme allí me hace desconectar de todo. Y simplemente, sólo tuve que dejarme llevar.

Un beso enorme y hasta muy pronto.

2

1

5

4

7

 

Donde viven los tesoros

1

Fotos de Noemí Elias

Hoy entrada doble para los que estáis con compras de última hora. La Navidad me ha descubierto algunos tesoros que no conocía y que quiero compartir. En un momento donde todo se produce de forma masiva, no hay que olvidar las marcas más artesanales. Es allí donde se encuentran los verdaderos tesoros. Vamos con Ilfo Jewels y Brussosa.

ILFO ECO-JEWELS

2

Hace unos meses me regalaron un anillo con un pequeño rubí. Es un anillo preciosísimo y distinto. La curiosidad me llevó a conocer a esta nueva joyería y mi pasión por ella no ha hecho más que crecer. Ilfo Jewels es, y cito de su propia web, una joyería artística y eco-friendly de gemas naturales sin tratamientos nocivos. Metales de minería justa. Piezas únicas, certificadas.

4

3

5

6

 

BRUSSOSA

11

Pañuelos y bolsos de Brussosa

Buscando la riñonera perfecta, y sabe Dios que nada me para hasta que encuentro lo que busco, llegué a Brussosa. Primero les conocí por su Instagram, después me enamoré. Entrar en Brussosa es como llegar a la isla del tesoro. Bolsos de altísima calidad, originales y elaborados de forma artesanal. Encontrarás pañuelos, lana, sombreros e incluso una pequeña selección de calzado. Todo es exquisito, auténtico y elegante. Venden online.

10'

8

9

7

16

17

 

 

Protégete del frio

1Fotos de Noemí Elias

 

Como muchos sabréis, me chifla el invierno. Cuando empieza el otoño, hago palmas pensando en todas las sopas, guisos, bebidas calientes que se avecinan. Obviamente, el invierno es maravilloso si somos tan afortunados como para poder protegernos del frío y vivirlo de forma confortable. Así que ante todo, siempre hay que dar gracias.

De pequeña, mi abuela me ayudaba a curar algunos dolores o resfriados que no requerían antibiótico, con infusiones y cataplasmas. Sigo esa tradición familiar porque siempre me funcionó. La sopa de tomillo, las infusiones de mezcla de plantas como la manzanilla, la hierbaluisa.. Ahora añado algunos ingredientes que antes no conocía pero que ahora me parecen muy interesantes como el kuzu. Mezclado con agua y shoyu, es un gran remedio contra el catarro.

Empiezo el día con una infusión calentita y cada comida con un caldo vegetal. Estos son mis tés favoritos. Van conmigo vaya donde vaya.

6

El día que rodé mi colaboración con Juanola, tenía la nariz completamente pelada. Soy muy alérgica y hay temporadas que parece que esté resfriada constantemente. Yo llevaba mi bálsamo de siempre y me invitaron a probar el suyo. Doy mi palabra que desde ese día no me separo de él. Os animo a probarlo.

10

Siempre que puedo, hago nuestros propios postres, desayunos y meriendas. Este delicioso pan de plátano, me lo enseño mi amiga Suzanne, sin azúcar, harina ni lácteos. Os lo pasaré también en otro post.

4

De mi colaboración con Juanola destaco también estos productos:  las pastillas blandas y este jarabe de para calmar la garganta que me ha salvado en más de una ocasión.

8

7

Y por supuesto una buena bufanda. En Brussosa tienen estas de Stone, que siempre me hacen suspirar.

2

Una historia de tantas

20Foto de Noemí Elias

Como casi todas las mujeres que conozco, he vivido a lo largo de mi vida más de una situación en la que me he sentido intimidada, violentada o directamente en peligro, por parte de un hombre sólo por el hecho de ser mujer.

Pero me apetece compartir algo personal que puede hacernos reflexionar.

Hace muchos años, de camino a casa, me detuve en una pizzería muy conocida y céntrica en La Ramblas de Barcelona. Era la hora de cenar, el restaurante estaba lleno hasta arriba y pregunté si podía ir al baño. El baño estaba abajo, había que bajar unas escaleras. Un baño muy pequeño. Tenía tanta urgencia que ni siquiera cerré con pestillo. De pronto la luz general se apagó. Sólo quedó encendida la de mi baño. Escuché un ruido muy sutil, como de papel, y instintivamente me puse en alerta. La puerta de mi baño no llegaba hasta el suelo, empezaba dos o tres palmos más arriba.  Sin mover mis pies, me agaché muy lentamente. Allí estaba. Un hombre, vi el reflejo de sus gafas, agazapado, esperándome. Me abalancé a la puerta para cerrarla con el seguro. Él también se abalanzó. Forcejeamos. Era un hombre muy alto, muy grande. No logré verle la cara. En el forcejeo, la puerta me golpeó la cara tan fuerte que al día siguiente tenía una parte de mi boca totalmente negra. Y grité para que alguien me oyera. Grité tan fuerte que se me escuchaba arriba en el restaurante. Grité tan fuerte que mis gritos se oían desde la calle.

Nadie bajó. Nadie.

Yo jamás dejé de gritar. Me contaron, que el hombre salió por su propio pie. Todo el restaurante en silencio mirándolo. Mis gritos seguían. Salió andando y cuando llegó a la puerta de entrada, echó a correr.
Yo no lo sabia, estaba en pánico y seguía pidiendo ayuda. La primera persona que bajó fue un señor argentino que me había escuchado desde la calle. Sólo entonces bajó el personal del restaurante. Abrí la puerta. No podía apenas hablar. Temblaba. Me subieron arriba y todo el mundo me miraba sin articular palabra. Me sentí observada, avergonzada. Me dieron una tila. Sola en una mesa con cincuenta ojos encima de mí, magullada y sin poder dejar de temblar. Me fui.
No lo denuncié. No vi su cara. No quería volver al restaurante, de hecho jamás he vuelto. Mi tío quería llevarme a la policia y yo sentía pura vergüenza. No puedo explicármelo ahora, pero así me sentí. Quería olvidarlo. Se que no es lo correcto, de hecho es terrible, pero así fue.
De esta historia, me acompañan a día de hoy dos cosas. Una, la inseguridad de saber que a veces, estar rodeado de gente no es sinónimo de estar a salvo.  La segunda, soy incapaz de ir a un baño sola  en el que tenga que subir o bajar escaleras. Es un miedo irracional, pero no injustificado. Es un miedo que no quiero transmitir a nadie. Pero la realidad, es que como sociedad, tenemos muchísimo trabajo todavía. Estamos lejos, muy lejos de pensar que estamos seguras.

Como en casa

3¡Hola a todos!

Los que me seguís en redes, habréis visto que he hecho la última campaña de Juanola. Feliz de colaborar con una marca con la que comparto algo más que el gusto por sus productos. Ha sido algo tan distinto y tan personal, que me hacía ilusión comentarlo por aquí también. Nunca me había atrevido a colaborar tan directamente con una marca, pero en este caso, es jugar en casa. Me resulta tremendamente fácil ya que la uso de toda la vida y comparto parte de esa filosofía de intentar utilizar siempre productos naturales para tratar y prevenir muchos de los males del invierno .

La campaña esta inspirada en lo que sería mi día a día, cuando no estoy rodando, obviamente. Y una cosa que me hace muchísima ilusión, es que estamos mi madre y yo. Nunca hemos trabajado juntas y hacer algo tan personal, es muy bonito. Y aunque es cierto que todo es una recreación (hay un actor haciendo de Miquel y otro haciendo de Nico, mi hijo) el video, que todavía no ha salido, esta lleno de detalles y sobretodo, de mucho cariño.  Nadie nos ha dicho lo que teníamos que hacer o decir, nos han dejado muchísima libertad. Os pongo un ejemplo; todo lo que desayunamos lo preparamos nosotras, es nuestro desayuno de verdad. Y lo mismo con la cena. Era importante que fuera real y eso ha sido un lujo de verdad. Ya os iré contando más detalles. Si queréis ver el primer video que ha salido, podéis pulsar AQUÍ.

Os dejo algunas fotos de cómo lo hicimos. ¡Feliz fin de semana para todos!

2

8

9

5

6

4

10

 

 

 

 

 

40 Music Awards

600

Fotos de Noemí Elias en el Hotel Sofia

Hace poco más de una semana fueron los 40 Music Awards y tuve la inmensa suerte de entregar un premio: nada más y nada menos que el de mejor canción española del año. Cuál fue mi sorpresa cuando leí el nombre del ganador: Pablo Lopez por la canción El Patio. Este temazo tiene un significado muy especial en mi casa. Millones de recuerdos preciosos me pasaron por la cabeza en un segundo. Feliz y agradecida de poder formar parte de una fiesta que celebra la música por encima de todo.

Comparto imágenes del look que elegí. Se trata de un vestido en seda de mi diseñador querido, Victoriano Simón y un clutch de Marcelo Calabrese. Espero que os guste tanto como a mi.

3

2

4

 

 

Cuidarse en otoño

6Fotos Skinneum Noemi Elias en Hotel Sofia

 

Vestido lencero de TCN

Batín del Marché aux Puces

Hola a tod@s!

Me arranco a escribir un nuevo post con pequeños tesoros que he descubierto últimamente. No hay nada que me guste más, que dejarme sorprender. Empieza a hacer frío y apetece cuidarse, no? ¡Vamos a ello!

SKINNEUM

3

De todas las cosas que recibo, me gusta compartir las que de verdad me funcionan a mi. Hace un tiempo empecé a probar los productos de Skinneum. Lo primero que me llamó la atención fue la luminosidad que conseguí a los pocos días de utilizar sus productos. Piel lisa, jugosa, luminosa y cero grasa.

Por lo visto es una línea basada en factores de crecimiento diseñados para revertir los efectos del tiempo. Son productos con una formulación científica/tecnológica muy desarrollada…. lo que viene siendo la tecnología punta de la cosmética. Se nota, me gusta y lo comparto.

2

1

MASK SHIKISO KERATIN  WITH GINSENG DE TRENDYHAIR

¿Conocéis la marca Trendyhair? Empecé a usarla hará más o menos un año. En Ana by Ana Lérida, mi estilista me la recomendó. Pues bien, han sacado una nueva mascarilla que hace las delicias de cualquier pelo seco y coloreado. Ligera, no quita volumen y deja un aroma floral que te acompaña todo el día.

4

REAL REBEL DE SANTHILEA LONDON

5

 

Real Rebel de Santhilea London es una maravilla y no la acabo de descubrir, pero llega el frío y vuelvo a llevarlo encima todo el día. Esta barra verde, a parte de hidratar, deja el color de labios más bonito del mundo. Realza tu propio color, así de simple. No exagero si os digo que me han preguntado en más de una ocasión por la barra de labios que llevaba. Es uno de los productos que más he recomendado en mi vida y de momento, no voy a dejar de hacerlo ;-))

s

 

 

 

Viaje a la Provenza

5Desde que rodé una serie francesa llamada Le Grand Batre, de vez en cuando me regalo un viajecito a la Camarga. Viví allí durante seis meses. Esta vez, hemos aprovechado además para adentrarnos un poco en la Provenza. Una de las cosas que más me gusta en el mundo son la antigüedades y en Isle sur la Sorgue se concentra uno de los enclaves mas importantes del sur de Francia. Nos pareció que era un buen pretexto para investigar la zona. Nos perdimos por pueblos maravillosos, como el ocre Roussillon, cenamos en Saint-Remy de Provence y descubrimos hotelitos de ensueño como el Mas d’Arvieux.

Os dejo algunas fotos del viaje para poneros los dientes largos, pero sobretodo, para que toméis nota.

Vestidos de Rouje

2

 

4

 

6

 

13

 

14

 

8

 

3

 

 

Las Ramblas

1La calle más alegre del mundo, la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante en brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre, es la Rambla de Barcelona”

Federico García Lorca

 Cuando era pequeña, ir a Las Ramblas de las flores de Barcelona era lo más emocionante que podía ocurrirme. Un viaje en toda regla. El equivalente a irme hoy en día a Nueva York. Ver a toda esa gente variopinta, las tiendas de animales, que aunque hoy doy gracias a Dios que ya no esten, en ese momento eran mi pasión. Las paradas con todas aquellas flores…. y rematar la excursión tomando un batido de nata con nueces en Los Italianos con mi  avia querida.

Más tarde, con 17 años, después de una crisis adolescente tremenda, porque  fui una adolescente tremenda, me escapé de casa y estuve una semana en Las Ramblas. Pasaba el gorro a unos artistas callejeros a la altura del Liceo. Un día pasó una mamá con su hija. La niña no podía hablar ni andar, pero os aseguro que comunicaba mas con sus ojos de lo que hacen muchos con palabras. Ella me vio, me vieron las dos. Durante unos días, en su paseo, se paraban a mi altura y jugabamos un rato. Su papá, gran director de cásting al que siempre estaré agradecida, buscaba una actriz de 17 años para ser una de las protagonistas de una nueva serie. Yo hice esa serie. Mi vida cambió para siempre ese día en Las Ramblas.

Hace un año, yo no estaba en Las Ramblas. El día anterior sí. El azar en la vida es algo difícil de entender. No hay día en el que pase por Las Ramblas y en algún momento no me asalte el recuerdo de lo sucedido. Pero también mi corazón se ensancha cuando recuerdo como respondió esta ciudad solidaria, compasiva y única. Cómo de repente éramos todos uno. Todos estábamos con ellos. Con los que sobrevivieron y los que no. Conmocionados pero al mismo tiempo fuertes. Las colas para donar sangre, los voluntarios llevando a la gente a los hospitales.. Durante los días siguientes muchos sentíamos la necesidad de ir allí, encender una vela y llorar, en silencio, no había nada que decir. Nos consolábamos con el simple hecho de compartir ese sentimiento.

Las Ramblas siempre serán un nido de miles de universos personales. En mi caso, una parte fundamental de mi vida. Y siguen habiendo flores, y siguen habiendo historias, miles de historias. Seguimos andando y jamás olvidaremos.