The stars come alive tomorrow

 

Cuanto tiempo desde la última vez..

no me olvidé de ustedes. Es sólo que a veces, hay circunstancias que nos sobrepasan. Hay emociones tan grandes, que no nos dejan espacio para nada más. La vida se manifiesta en estado puro. Y duele.

Vengo de una familia pequeña, que en estos momentos lo es más aún. Vengo de un viaje intenso donde el desconcierto, la ira y el dolor se han mezclado todo el tiempo con el amor incondicional, mi fe, la magia y la belleza.

Mi amor, que se fue, me enseñó el sentido de la belleza y de las cosas bonitas. Lo importante que es rodearse de belleza. Mi amor que se fue, me salvó muchas veces. Me enseñó el placer de viajar. Me enseñó Turquía, Grecia…. Mi amor, que se fue, me enseñó que había un mundo de posibilidades porque la vida es un milagro. Y que cada día puede ser hermoso y especial, si sabes ver lo que tienes. Mi amor, que se fue, hacía magia con lo que había.

Mi amor, siempre tenía flores en casa y te esperaba con una buena taza de té. Tenía el don de hacerte sentir la persona más especial e importante del mundo. Me enseñó que lo más importante no se compra. El amor, no se compra, la belleza tampoco.

Mi amor quería vivir, amaba la vida. Pero la vida tenía otros planes para ella. Y aunque se fue, nos dejó a mi y a mi pequeña manada, muy bien enseñados.

 

Y así, desde mi gratitud mas grande, publico esta entrada como si fuera la primera. Dedicada a la vida.

 

02

03

04

05

06

07

08

09

010

011

012

016

015

013

017

018

019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>