Una ración de “singing-running” por favor…

En éstas fechas se mezclan diferentes emociones en nuestros cuerpos.

Alegría porque hay que celebrar que estamos juntos y tristeza por aquellos que ya no están. Recuerdos de Navidades pasadas aparecen por éstas fechas, normalmente teñidos de nostalgia.

Soy muy familiar y después de unos días en armonía con mi familia tuve que coger un avión de madrugada para venir a Madrid a trabajar.

Resulta extraño pasar un 25 de diciembre sola. Siempre lo he pasado acompañada de familia, amigos o compañeros.

Pero las circunstancias de éste año se han dado así. Aterrizar en mi casa y sentir un pequeño escalofrío, el sillón de la melancolía me abraza entre sus cojines. Y ahí me quedo sumergida en mis pensamientos…pero sólo un rato… pronto decido pasar a la acción.

Hace tiempo que no corro. Pequeñas lesiones que me tienen en la parrilla de salida. Ayer tuve mi primera toma de contacto con mis hermanos y hoy era hora de volver a las andadas…a mis zancadas.

“No importa cuántos kilómetros, ni a qué velocidad vayas Kira” me repito a mí misma…sal a disfrutar, a ver cómo reacciona tu cuerpo…tu mente.

Casi sin darme cuenta estoy trotando sin ninguna molestia, y sin querer me observo cantando en alto.

¿Y por qué no? Déjate llevar, me gusta la sensación de correr al ritmo de la música, de escuchar cómo mi voz resuena por mi cuerpo, y me permito cantar bien alto. No importa si la canción es hortera, cursi, cañera…no importa si me miran y piensan que soy una loca o una flipada que va cantando a lo Beyoncé, siento que hoy me da igual todo, que me lo dedico a mí. Y cada vez canto más alto y más claro, sin barreras, sin juicios…y siento que sacar mi voz me va curando…es una especie de decir todo lo que he callado…

Creo que a veces no decimos las cosas por miedos, así que hoy, de alguna manera inconsciente, estaba limpiando mi alma de palabras y sentimientos “no dichos”.

Y cada vez noto que voy más suelta, que la melancolía va desapareciendo para dar paso a la alegría.

Me da igual si me da flato el cantar, si no controlo la respiración, si mi técnica de carrera no es la mejor. Sólo me importa éste momento único que me regalo por Navidad, un poquito de “singing-running terapia”. A veces acompaño mis cánticos con un golpe de cadera al ritmo del compás o un brinco en el redoble final de la canción. Me entra la risa a mí sola. Me divierto conmigo misma.

Y pienso en lo afortunada que soy de todo lo que me rodea.

Sin esperarlo he hecho más kilómetros de los que creía que podría hacer, he alucinado con los colores tan intensos que se dibujan ahora mismo en mi querida Casa de Campo, he dejado que los rayos de sol me acaricien la piel, he sentido el cariñoso sudor de mi cuerpo, he viajado con mi mente junto a mis seres queridos.

He roto mis propias barreras.

Me he dejado SER.

Llego a mi casa con otra energía. Pienso en todos aquellos que no están, que marcharon, que desaparecieron, que cambiaron, que la vida me robó…pero ahora los pienso desde otro sitio más bonito. Pienso también en todos aquellos que se quedaron, que continúan estando, que estuvieron y estarán. Pienso en todas las personas que forman parte de mi vida. Y sólo puedo estar agradecida.

Miro a mi alrededor y puedo gritar a los 4 vientos que soy feliz.

Me abro un vinito y un buen jamoncito…porque hoy tengo muchas cosas que celebrar.

¡Va por ustedes!

Haz tu propia banda sonora y muéstrala al mundo.

¡Feliz Navidad a todos!

FullSizeRender

SÍ…LLEVO UN DESODORANTE A MODO DE MICRÓFONO…Y QUÉ?! ;)

¡¡¡PASEN Y CANTEN!!!

Kira

Nos seguimos mirando en Twitter, Facebook e Instagram

QUÉ TENDRÁ LA MÚSICA QUE TANTO CURA…

 

5 thoughts on “Una ración de “singing-running” por favor…

  1. Feliz Navidad Kira!
    Aunque sigo algunos blog de gente que le gusta correr, esta es la primera vez que escribo… Me siento muy identificada con tu carrera de hoy, yo también a veces necesito singing-running, creía que era la única loca que a veces no podía evitar descargar sus sentimientos mientras corre a través de la música y del esfuerzo, y lo bien que sienta. Ha habido días que hasta lloro y canto, con una mezcla de felicidad ante la vida, me siento más viva que nunca, y me acuerdo de todo lo bueno que tengo, y que sencillamente estoy feliz por respirar.
    Disfruta el momento, se muy feliz.
    Con mucho cariño
    M.

  2. Que post tan bonito Kira ❣
    Me sentido muy identificada contigo, no x el momento que vivo ahora mismo, pero todos pasamos por momentos parecidos y me visto en la misma situacion con mis patines de hielo enfriando mi mente y dejandome llevar por el baile :)
    Muchas gracias por compartir este momento con tus seguidores es algo que no hace todo el mundo.
    Te mando muchoa besos**

    • Muchas gracias!
      Me alegra pensar que te ha llegado mi post.
      Sigue patinando, bailando y desconectando!
      Un besito grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>