La noche que San Juan decidió quemar nuestra casa…

8:00 de la mañana de un día cualquiera.

Recibo una llamada de mi hermana: “Kira se nos ha quemado la casa”

Todavía a medio despertar, sólo puedo intentar calmar a mi hermana que me cuenta nerviosa cómo ha ocurrido todo. Gracias a dios todos están bien, mi madre, ella y los tres perros.

Es curioso cómo una asume el papel de fuerte cuando el otro esta peor. Es cuestión de equilibrar y de supervivencia. Aunque en el fondo, no estaba reaccionando, no estaba siendo consciente de lo que me estaba contando.

Al colgar el teléfono y subirme en mi moto, me empezó un temblor por todo el cuerpo y mi mente empezó a pensar en todo lo que “podía” haber pasado.

Empecé a ser consciente.

Es cierto que no se debe hacer, pero es inevitable. Cuestión de segundos antes o después que la historia hubiera cambiado radicalmente. El incendio se produjo a las 6:00h de la mañana, cualquier otro día les hubiera pillado durmiendo, pero esa mañana, mi hermana, por casualidad, se despertó antes para ir a trabajar. Todo ocurrió en el preciso momento para que quedara en un gran susto sin más daños que los materiales, pero si hubiera sido segundos antes, ahora mismo estaría viviendo la mayor de las tristezas.

La vida es cuestión de segundos. Estar en el momento justo, en el lugar adecuado, para que te pasen cosas bonitas o trágicas.

Y eso me hace pensar que a lo largo de la vida desperdiciamos taaantos segundos.

Hace dos días estaba preocupada por si X o Y no me había respondido a una llamada. O si X o Y estaba haciendo “esto” o “aquello”, y de pronto, un día te despiertas y tu vida podría haber cambiado radicalmente y me podrían haber arrebatado a mis seres queridos.

Curiosa metáfora que se incendiara la casa la noche antes de San Juan, cuando se supone que hay que quemar todo lo malo para dar paso a lo bueno. En nuestro caso, no pudimos seleccionar porque fue la vida la que escogió por nosotros. Impresiona ver tu casa carbonizada, pero al final te consuelas pensando en que son cosas materiales y quizás nos están empujando a empezar de cero.

Un bombero nos dio un bonito consejo: “No llores por nada que no pueda llorar por tí” mientras los perros, que podrían haberse carbonizado en la cocina, jugueteaban, ajenos al drama, en el césped de la urbanización.

Cuanta razón tiene el señor bombero.

Llegaron a mi casa mi madre, mi hermana y los tres perritos, oliendo a humo, con lo puesto, con caritas de cansada y una mezcla de shock por lo vivido y de serenidad que tanto caracteriza a mi familia. A mi me dio un vuelco al corazón. Podemos celebrar que estamos juntas. Que podemos seguir riendo y construyendo una vida juntas.

Nos han dado un aviso para que no perdamos ni un segundo de celebración y disfrute.

Ay la vida… qué pronto se nos olvida que cada segundo es un regalo…

¡Bailemos y juguemos!

Kira_Woman_04_WEB

 

Feliz verano…

Nosotras resurgiremos de las cenizas como el “Ave Fénix”

¡¡¡PASEN Y VEAN!!!

Kira

Nos seguimos mirando en Twitter, Facebook e Instagram

IMG_7386

“LA FELICIDAD NO ES LA AUSENCIA DE PROBLEMAS, ES LA HABILIDAD PARA TRATAR CON ELLOS”

STEVE MARABOLI

 

Fotos: Alberto Saguar

Estilismo:Jose Herrera

Maquillaje y peluquería: Natalia Belda

Agradecimientos: Nacho Fuso, Frank Jymz

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>