Veraneante nostálgica…
Aquellas vacaciones escolares

Siempre al volver a casa del autobús de Parayas con mi amigo Juan pasábamos por un bar/bodega/restaurante de Santander. Y, al subir la cuesta, nos asomábamos por un ventanuco con reja para ver qué se cocía allí adentro. Nos llamaba la atención la música de un pianista en directo que tocaba los fines de semana. Tendríamos unos 15 años.

Mi ciudad y yo. Yo y mi ciudad

Mi ciudad y yo. Yo y mi ciudad

Fantaseábamos con ir algún día a cenar allí porque pensábamos que tenía que ser un sitio fino, finísimo y carísimo que para eso tenía un pianista. Nada más lejos de la realidad. Luego fuimos muchas veces con la pandilla porque resultó ser un sitio con encanto. Ideal para ir en grupo a comer en sus mesas de madera, una buena tabla de quesos, embutidos, ventresca y sus famosos fritos con bechamel. Nada caro y encima dejan entrar perretes. Maravillosa “La Coveniente” en Santander…

Soy muy asidua a las bodegas "La Conveniente" en Santander

Aquel pianista que tanto me llamaba la atención sigue tocando en las bodegas “La Conveniente”

Lo mismo me ha pasado con la tienda Lucio Herrezuelo. Me encantaba mirar sus escaparates en pleno centro, cuando mis abuelos me llevaban a comer helados de Regma al Paseo Pereda. Los ponían preciosos, sobre todo en Navidad… Plagados de zapatos, bolsos, chaquetas… Hoy charlo con su dueña Beda, me compro caprichos, algún regalo y me encanta recordarme con la nariz pegada a su escaparate…

Marta Hazas

Sí, me he puesto nostálgica… ¡Se acercan mis vacaciones de verano!
Ese momento de volver a casa, a esa ciudad donde el tiempo pasa de otra manera y los cambios no son tan drásticos. Donde mi verano casi siempre acababa con la feria del libro viejo…

Mi querida Santander.

Mi querida Santander

Hay muchos sitios que me gustaría compartir aprovechando este espacio por si os escapáis a Cantabria. Poco a poco lo iré haciendo.

Hoy me acordé de estos dos viendo viejas fotos y haciendo la maleta. Pero ya os contaré nuevos descubrimientos como “El Magnolia” o “La Tucho” para comer. “Percha”, “Pedro Ruiz” o “Fetiche Suances” para “tiendear”.

En definitiva, un Santander para veranear.

Una ciudad para soñar.

Una ciudad para soñar

Marta Hazas en Santander

Bienvenidos a Santander

Marta Hazas

Vestuario fotos: Lucio Herrezuelo.

8 pensamientos en “Veraneante nostálgica…
Aquellas vacaciones escolares

  1. In Liebe

    ! Que nostálgico y que bonito lo que has escrito hoy !. He estado en Santander dos veces antes de saber de tí y siempre ha sido mi ciudad preferida después de la mia ,(Cáceres), tu relato me recuerda la nostalgia que tenía de mi ciudad y que ya por un motivo u otro ha desaparecido, sobre todo porque los 35 grados del verano no los soporto.
    El palacio de la Magdalena es la zona verde más bonita de España, comparable a los maravillosos parques de las ciudades alemanas.
    Me he alegrado infinito que hayas vuelto a escribir.
    Tengo que volver a Santander y tomo nota para visitar estos lugares que indicas.
    Ich liebe dich.

    Responder
  2. Esther

    Marta, vecina. Yo de Santa Lucía, al ladito del Río de la Pila, esa torre de la iglesia de Santa Lucía junto a la que he jugado de niña, ahí estaba mi colegio.
    La Conveniente, el Riojano, Aliva… Tantos sitios olores y sabores, las mañanas frescas y el aire húmedo en la cara… Nostalgia después de 21 años en Madrid… La vuelta, ojalá la vuelta

    Responder
  3. Mar

    Recién llegada anoche de mi segunda tierra, Santander, y no puedo evitar sentirme nostálgica por haber dejado allí mi Sardinero, mi playa… Tras una semana recorriendo de nuevo el paseo Pereda y sus jardines, alternando en Peña Herbosa y por supuesto, comiendo rabas y helados de Regma… No puedo evitar que se me caiga una lagrimita al pensar en la cuidad donde nació mi padre y donde he pasado todos los veranos de mis 34 años de vida. Y es que… Santander, eres novia del mar…

    Responder
  4. Martuca

    Querida tocaya,
    Muchas gracias por el post, Santander es lo mas grande! Con su playa, su temperatura fresquita , incluso su lluvia es encantadora!
    Adoro nuestra ciudad y tras 13 años fuera en nada consigo regresar.
    Seguire atenta a los posts.

    Responder
  5. Cristina

    Qué bonito es Santander. Yo quedé enamorada. Y es que algo tiene el norte… Yo soy de Vizcaya y estoy enamorada de mi tierra jeje Un beso, guapa

    Responder
  6. In Liebe

    Marta si tienes intenciones de venir a Baleares para asegurar unos dias de “buen tiempo”, no lo hagas, y no porque no haga ese buen tiempo ( que para mí no es tal en un lugar donde el verano empieza en Mayo y se prolonga hasta Octubre sin un atisbo de lluvia), si no porque ,al menos la isla de Mallorca donde resido, está atiborrada de gente de turistas de coches de alquiler etc etc
    Tenemos el parque más extenso de coches por habitantes con el agravante de que este verano se ha incrementado en 50.000 coches de alquiler. Palma la capital tiene 400.000 habitantes, durante este verano el promedio son casi los 800.000 , está todo lleno, las calas, los hoteles , las casas de alquiler, las playas.
    En verano siempre hay exceso , pero este año con el terrorismo en otras zonas turísticas, están todos aquí.
    Nada más , saludos .
    Liebling !

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>