Cinco errores por los que tu dieta no funciona

Casi todas las semanas llega gente a nuestro centro diciendo: “lo he probado todo pero las dietas no funcionan”. Yo siempre sonrío y les respondo, sí que funcionan, lo que pasa es que hay que hacerlas bien, es decir de manera supervisada y con constancia.

En primer lugar, cualquier dieta siempre tiene que estar supervisada por un médico o por un nutricionista. Se debe hacer un análisis clínico para descartar patologías y estudiar el caso de cada persona de manera individual. Posteriormente se debe hacer un seguimiento para evaluar los resultados y efectuar los cambios necesarios.

como-perder-peso-en-verno1 (2)

En el caso de que hayas decidido seguir una dieta por tu cuenta, lo que como decimos no es lo más recomendable, debes evitar caer en estos cinco errores clásicos:

NO CONTROLAR LO QUE BEBEMOS

En una alimentación sana siempre debe haber una ingesta de unos dos litros de agua diarios para reponer la pérdida que, diariamente, sufre nuestro cuerpo. El agua, además de hidratar el organismo y la piel, ayuda a eliminar toxinas, activa la función renal, mantiene la presión arterial y es clave para la digestión, entre otras muchas cuestiones. La mejor forma de controlar lo que bebemos es tener una botella en la nevera con la cantidad exacta debemos tomar, así nunca se nos olvidará. Un truco, un vaso de agua por la mañana en ayunas nada más levantarnos, es clave para activar todos nuestros procesos internos

Además del agua, el té especialmente verde y rojo y los zumos naturales son excelentes aliados en nuestro proceso para bajar peso. Tenemos que descartar el alcohol, los refrescos carbonatados y los zumos prefabricados por su alto contenido en azúcar. En caso de que nos gusten mucho, debemos buscar opciones sin alcohol y sin azúcar y no tomar más de uno al día. El café también se puede tomar, pero si queremos endulzarlo, mejor optar por alternativas como la estevia.

NO RESPETAR LAS CINCO COMIDAS

Para perder peso hay que comer y, más concretamente, cinco veces al día. En España no estamos acostumbrados y nos cuesta, pero es necesario para mantener activo el ritmo metabólico que permitirá perder peso y para mantenernos saciados. Al haber tantas ingestas, nunca llegaremos a las comidas principales con tanta hambre con lo que evitaremos el temido ‘atracón’.

NO CONTROLAR LAS CANTIDADES

¿Cuánta comida me pongo? ¿La peso? No es necesario, sólo hay que emplear el sentido común. La medida siempre debe ser un plato llano que debemos componer con 1/3 de proteínas, carne o pescado, y 2/3 de verduras. El plato nunca debe rebosar algo que, si comemos en cinco sesiones, nunca nos apetecerá. Si tomamos algo más calórico, nunca tomar más de la medida de un plato de postre.

NO RESPETAR EL DÍA LIBRE

Controlar lo que comemos todo el tiempo, nos genera habitualmente un estado de insatisfacción personal, algo que siempre debemos evitar. Por eso, una vez a la semana, debemos saltarnos la dieta y, sin abusar en exceso, darnos algún capricho. Esto evitará el estrés y nos permitirá digamos ‘engañar’ al sistema metabólico para que queme reservas de manera más eficiente.

NO HACER NINGÚN TIPO ACTIVIDAD

La clave para perder peso es comer menos de lo que gastamos y, para gastar, hace falta hacer algún tipo de actividad física. Si eres de las que huyes del deporte, una caminata diaria de una hora a buen ritmo te ayudará. En el caso de que seas más lanzada nadar, correr, andar en bicicleta o clases de gimnasia te darán ese empujoncito extra para quemar lo que te sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>