¡Bienvenido, sol!

50_paisajes_donde_siempre_deberia_ser_primavera_812377353_1200x800

Estamos a las puertas de la Semana Santa, momento en el que la mayoría nos exponemos por primera vez a los rayos solares. Ya sea porque el buen tiempo ha llegado a la ciudad, o porque disfrutamos de unas vacaciones a la orilla del mar, debemos tener en consideración los riesgos y los beneficios del sol para nuestro organismo.

Para sacar el máximo partido de los rayos ultravioleta, previniendo sus efectos secundarios, os recomiendo seguir los siguientes consejos:

La nutricosmética es tu mejor aliado.  Con la llegada del buen tiempo, es conveniente empezar a tomar un activador de la melanina. Esta sustancia, además de ser la responsable del tono bronceado, es un mecanismo de defensa contra el sol.  Existen muchas opciones que podemos encontrar en nuestra farmacia habitual. También es necesario introducir en nuestra dieta alimentos ricos en carotenos como zanahorias, sandías, tomate, arándanos, frambuesas, granadas, papayas, fresas y albaricoques.

Introducir la protección solar en nuestra rutina de belleza diaria. Hay que considerarlo una paso tan habitual como lavarnos los dientes, por ejemplo. Para no olvidarnos, es mejor aplicarla justo al salir de la ducha por la mañana.

Reaplicar durante la jornada. No es suficiente con usar el filtro solo por la mañana, ya que sus beneficios se degradan con el paso del tiempo. Si no queremos alterar nuestro maquillaje, cada vez hay más opciones en el mercado, ya sea en formato fluido o en polvo, de protectores solares que pueden ponerse encima.

Los solares con color nos facilitan la vida.  Para simplificar nuestro ritual de belleza, tenemos una amplia variedad de solares con color y agentes antiaging que permiten proteger, tratar e unificar el tono de nuestra piel en un solo gesto.

Utiliza siempre SPF 50 +.  Aunque pienses que te vas a pasar el día encerrada en la oficina, a lo largo de la jornada puedes estar más expuesta a los rayos UV de lo que piensas. Por ejemplo, por el sol que penetra a través de la ventanilla del coche, o la radiación que emite la pantalla de tu ordenador o la luz artificial.

En la playa o montaña, opta por los formatos en spray. Son de fácil uso y nos permiten alcanzar zonas que pueden olvidarse como la planta de los pies. No olvides renovar la aplicación después del baño, aunque sea waterproof.

Mima tu piel. Al regresar a casa, retira el solar para no taponar los poros, y aplica cremas humectantes con aloe vera para ayudar a la regeneración cutánea. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>