Archivo de la categoría: belleza

Los Mandamientos de la piel y el cuidado personal

¡Hola! Soy Montserrat Quirós, directora del centro de estética Montserrat Quirós.

Todo lo relacionado con el mundo de la belleza ha sido mi pasión desde pequeñita. Los cosméticos siempre han sido imprescindibles en mi vida por ser los verdaderos aliados de la piel.

Después de años de trabajo y con la experiencia de haber trabajado con los mejores productos, profesionales y aparatología, Woman me da la oportunidad de compartir con vosotras todo lo que he aprendido.

GettyImages-85577963

Secretos, novedades y tratamientos que en nuestro centro seguimos como auténticos mandamientos de belleza:

  • Lo primero es tener claro que cuidar la piel no debería ser una esclavitud, sino algo que nos haga felices. Hay rutinas simples y efectivas que no te dará tanta pereza seguir.
  • Lo segundo hay que decirlo bien alto: SÍ, HAY MALOS COSMÉTICOS. Me horroriza especialmente comprobar los estragos que puede producir un cosmético mal elegido o los excesos químicos que desvitalizan y apagan la piel. Todas deberíamos hacer limpieza en ese armarito que tenemos lleno de frascos, y pedir consejo profesional.
  • Una piel natural, hidratada y luminosa es un reflejo de salud. La piel habla de nuestro estado interno, por eso nos gusta ayudarla con los mejores productos y combinarlos con aparatología. Pero tanto esfuerzo no sirve de nada si no la protegemos, especialmente del Sol.
  • No esperes a que los síntomas sean evidentes. En el centro vemos cada día preocupantes manchas en la cara, rojeces por estrés, alergias en personas muy jóvenes y poros dilatados y sucios. Pero lo peor son los micro quistes producidos por una mala limpieza o por un cosmético que simplemente no es el adecuado.
  • La piel agradece los cuidados que le damos. Nuestro escaparate al mundo tiene memoria para lo bueno y para lo malo. Si la tratas bien, hidratándola adecuadamente todos los días, notarás cómo te lo agradece.

GettyImages-3264457

  • Tus amigas saben mucho… pero tú eres tú. A todas nos ha pasado que una amiga nos recomienda un producto que “a ella le ha ido fenomenal” o que compramos un producto simplemente porque el frasco es muy bonito. Pero esto no significa que sea el adecuado para nuestra piel. Para eso estamos los profesionales, para aconsejarte.
  • Escucha a tu piel. La piel nos habla pero muchas veces estamos demasiado ocupadas para escucharla. Otras simplemente estamos tan acostumbradas a vernos a nosotras mismas que no apreciamos los síntomas que un profesional sí es capaz de ver desde fuera.
  • ¿La revolución cosmética?, los productos naturales. En nuestro centro nos encanta trabajar con productos naturales y biológicos libres de perfumes, parabenos, sin ingredientes de origen animal, sin silicona, sin conservantes, ni colorantes artificiales, ni sustancias sensibilizantes, parafinas ni aceites minerales.
  • Objetivo: Alcanzar un equilibrio, y eso no se consigue probando muchos productos al azar.
  • ¿Te cuento un secreto? en nuestro centro casi nunca utilizamos los protocolos que marcan las firmas, el motivo es porque están pensadas de forma genérica y cada piel es única. Así que lo que hacemos es adaptarla a la persona combinando lo mejor de cada tratamiento.
  • Los mejores cosméticos, la mejor aparatología… y unos minutos tuyos cada día. Si mantenemos una pequeña rutina de higiene, hidratación y nutrición en casa 15 minutos al día, y visitamos una vez al mes un centro especializado, vamos a tener resultados inmediatos.
  • Lo que más me gusta de todos estos consejos es que cuando se siguen de verdad, las clientas lo notan rápidamente: piel hidratada y sana por dentro, y por fuera, ven cómo las arrugas se disimulan y pasan desapercibidas.

GettyImages-3135435-(1)

Esta ha sido brevemente la forma de entender la belleza de la piel que tenemos en el centro Montserrat Quirós, un método que implica claridad, sinceridad y profesionalidad.

Para cualquier duda me tienes a mi y a todo mi equipo a tu disposición.

Y recuerda: cuida tu piel, es tu escaparate al mundo.