Miami, un viaje transformador (parte I)

Creo firmemente en el poder transformador de los viajes, cada uno de ellos deja una huella especial en el turista, ya que no solo es un privilegio poder disfrutar de culturas diferentes e impregnarnos de ellas, lo que ya supone un enriquecimiento en sí mismo, nos transforman y cuando se regresa, siempre vuelve alguien diferente y yo he vuelto de Miami siendo una persona nueva…

Miami me ha dado la posibilidad no solo de conocer una ciudad maravillosa de contrastes, en la que he podido disfrutar de un clima inigualable en pleno mes de octubre, haciéndome sentir casi como en casa al escuchar en cada rincón nuestra lengua materna. Como dato curioso, el castellano es lengua oficial al contar con una de las mayores poblaciones hispanohablantes (hay cifras que señalan que cerca del 70% de los habitantes hablan español, frente al 25,45% que lo hacen en inglés como primer idioma!) Con lo que si te preocupa no entenderte con los miamenses, verás que el idioma no es un impedimento.

Pero para llegar hasta la capital que hace diez años fue galardonada como la “Ciudad más limpia de Estados Unidos” hay que enfrentarse a un vuelo de cerca de diez horas, por eso yo siempre comienzo con mi slip set de Net-a-Porter, que me ayuda a conciliar el sueño y se pasa el tiempo en el avión volando ;)

Slip Set Net-a-Porter

Nada más aterrizar dirigimos nuestros pasos hacía lo que se convertiría en nuestra casa durante una semana… El Faena Hotel Miami Beach, un cinco estrellas ubicado en el corazón de Faena District Miami Beach y que ha sido considerado como uno de los mejores de todo el mundo en los Premios Readers’ Choice 2017 de la renombrada publicación americana Condé Nast Traveler. Entre lo más destacado, además de sus habitaciones, se encuentran sus dos restaurantes, “Los Fuegos” de Francis Mallman, argentino con una carta espectacular en la que destaca, como no, sus carnes (sin duda mi recomendación es probar la carne de wagyu) y el dulce de leche, el otro, con un concepto totalmente diferente, pero sin nada que envidiar en cuanto a nivel gastronómico al anterior, es el oriental “Pao” del reputado chef Paul Qui.

Exterior Faena Hotels Beach Miami

Vistias desde el Hotel de Miami

En la terraza del Hotel

Con shorts de Levi´s comprados en Miami

En el Hotel Faena Miami Beach

De compras…

Tras dejar las maletas en la suite, dedicar mis primeros días a ir de compras y poder acercar a MyLight Style una pequeña guía de los puntos claves a visitar.

El primero de la lista, mi centro comercial favorito en Miami, Bal Harbour Shops, pionero en cuanto a estructura, al estar al aire libre. Este singular mall  cuenta con las mejores tiendas de lujo internacionales entre las que se encuentra Balenciaga, donde no pude resistir la tentación de comprar este modelo amarillo.

Balenciaga tienda Miami

En la tienda Balenciaga de Bal Habour Shops

Bolsos Balenciaga

Mis pasos me llevaron a dedicar también el segundo día íntegramente al shopping. Visité varios centros y calles de Miami, como el outlet Sawgrass Mills o Lincoln Road en Miami Beach, donde acudí a otro buen número de mis tiendas favoritas, como Victoria´s Secret, Banana Republic o Design District donde adquirí otra joya… un maravilloso bolso de Gucci.

Bolsos Gucci de Design District

Con el nuevo bolso Gucci

El resto de días, los dediqué a conocer más profundamente Miami y a alguno de sus destacados residentes de la mano Miguel Sierralta, el perfecto anfitrión… pero todo esto os lo contaré en la próxima entrada. No os lo podéis perder!

Con Miguel Sierralta y Dr. Jorge Planas

Con nuestro anfitrión en Miami, Miguel Sierralta, y mi marido, el Dr. Jorge Planas

Si queréis saber algo más sobre algunos de mi looks, dejadme un comentario y os respondo ;)

Raquel Oliva

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>