Archivo por meses: noviembre 2011

COMO CONOCI A COLDPLAY

Miércoles 26 de Octubre de 2011, un día que recordaré cómo el día que ‘conocí a Coldplay’. Amenazaba el primer chaparrón madrileño desde la apocalipsis temporal de la visita del Papa Benedicto XVI. A mí me esperaba un auténtico ‘mier-có-les’. Menudo día: radio para desayunar, Coldplay para comer y Vuelveme Loca para cenar. Mucho que digerir.

Mis horarios son ‘especiales’ y para mí ‘madrugar’ es despertar a las 8.00am para la radio. Al salir a la gran vía me compré un café y masturbé un sólo pensamiento: “hoy  voy a conocer a COLDPLAY”.

En casa practiqué mi habitual ritual desde mis tiempos musicales. Me ducho y me visto mientras escucho mis canciones favoritas de Coldplay: ‘Life in Technicolor’, ‘Lovers in Japan’, por supuesto ‘Fix you’ (canción de lágrimas garantizadas, por lo menos para mí, ya que me recuerda a tiempos díficiles), y algunas canciones del nuevo y quinto disco: ‘Mylo Xyloto’.

Llego a su hotel y llega el momento, estoy ansiosa y lista para conocer a Chris, Will, Guy y John. Asciendo silenciosamente a los cielos en un ascensor de cristal con vistas a la capital; para tener un primer contacto con al grupo ‘antes’ de la rueda de prensa internacional de presentación de ‘Mylo Xyloto’, en Madrid.

Os pongo en contexto: el pasillo negro infinito con iluminación rosa ‘furcia’ y a mí personalmente se me hace eterno. La presencia de 3 guardaespaldas 4×4  me alerta de que estoy a una sóla puerta de Coldplay. Me presento ‘in my best English’ a los 3×4 y me dejan entrar.  Al abrir la puerta se hace la luz y hay barullo, al primero al que veo es al simpático de la batería, Will Champion, camiseta marrón y sonrisa sincera. Después se me presenta Chris Martin con amplia sonrisa y una mano dispuesta a estrechar la mía, aprovecho la inercia y le planto dos besos muy españoles. Chris me presenta a Guy, el bajista parece más serio. Está sentado cómo un niño pequeño en espera de que su madre le venga a buscar, intentando no mancharse, saludo con el brazo extendido a la inglesa: ojos verdes y niño guapo. El último en aparecer es John, el guitarrista de riffs que me flipan, se acaba de cambiar de ropa en la habitación contigua para el photocall ‘moment’.

Ahora pasamos al momento que yo ya recuerdo cariñosamente, cómo el interrogatorio de Chris Martin. Él es el cantante y pianista que más me gusta por detrás de Elton John y puede que Stevie Wonder y me recuerda mucho a mi hermano pequeño y conecto rápidamente con él. Nos unimos a Guy Berryman tomando asiento en el salón de la suite con vistas al pirulí. Chris me interroga con interés que parece auténtico, incluso sus intensos ojos azules parecen no parpadear:

C.M.: Es la primera rueda de prensa que presentas?

Yo: Sí, la primera y me preocupa un poco porque yo no soy traductora. Pero sí bilingüe, mi madre es de Londres y mi padre de Bilbao.

Chris Martin: Entonces Tania, tú a qué te dedicas?

Yo: Soy presentadora de televisión aquí en España, trabajo para Telecinco.

C.M.: ¿qué tipo de televisión?

Yo:  Bueno comencé  en tele en un canal difunto ya, pero de música (FLY MUSIC), ahora me dedico de lleno al entretenimiento.

C.M.: ¿qué tipo de entretenimiento?

Yo:  Reality TV e infotainment de corazón.

C.M.: Y ¿hoy tienes programa?

Yo: Sí, esta misma noche a las 21.30 tengo ‘Vuelveme Loca’ en directo.

C.M.: Entonces ¿no puedes venir al concierto esta noche?

Yo: Haré lo que pueda pero llegaré tarde seguro. No me esperéis! ;-)

Por cierto, ¿alguno de vosotros 4 habláis español?

C.M.: Mi mujer y mis hijos hablan español fluído, yo me temo que no. ¡Yo soy la oveja negra de la familia!

Y con eso, llega una mujer joven que le hace un gesto para que pasara a cambiarse para la presentación, lo cual me dio pie a mí para desaparecer.

Mientras Coldplay hace el photocall en la sala contigua, yo preparo a los medios para ellos. La prensa ya está acreditada y sentada en la sala esperándoles, los cámaras prêt en su paredón de trípodes expectantes al fondo. Yo me encargo de presentar en 2 idiomas y me estoy estresando por instantes, quiero interpretar fielmente las palabras. Estoy tan nerviosa que se me olvida presentarme a toda la prensa internacional musical y voy directa al grano. Cojo el micrófono:

1.-Buenas tardes, yo seré la interprete y presentadora del acto.

2.-Por favor apaguen sus móviles.

3. Por favor para pedir micrófono levanten la mano, medio y pregunta.

Gracias.

Entran los cuatro jinetes musicales y toman sus asientos. Comienzan las preguntas y respuestas, mi inglés ya no es el que era y mis manos españolas se mueven apoyando cada palabra en inglés de Coldplay. Me doy cuenta de que Chris escucha cada una de mis palabras, yo intento ser lo más fiel posible a su versión.

Algún periodista despistado rompe algo que suena mucho en un segundo silencioso y Chris exclama: “¡cuidado con mi ego!” y sonríe, la prensa se ríe, todos parecen cómodos. Me voy relajando y zas! Tema plagios y Chris se pone a llamar “‘cunts’ a aquellos que les acusan de algo así…” La prensa me mira a mí para que traduzca: “Yo no pienso traducir eso y lo digo sinceramente, vamos a sustituirlo por Cabrones”. Porque además, admitámoslo, no hay equivalente en España para esa palabra, la única palabra que está prohibida en mi casa.

Una vez terminada la rueda de prensa, es Chris Martin personalmente, quién se encarga de buscarme. Me da una entrada para el concierto y 2 besos, y justo al final va y me dice:

“Por cierto, no hablo mucho pero entiendo ‘todo’ en castellano y he escuchado cada palabra… enhorabuena! He estado en muchas ruedas de prensa y te doy un sobresaliente querida.”

Meditando sus palabras llego a casa para ducharme ‘once again’, (una será muchas cosas, pero siempre aseada) y me encuentro no una… si no con ocho cacas de perra por el suelo! Mi tweet del momento lo refleja:

Menudo día, de Coldplay a limpiar cacas. Nada cómo estar en casa para poner los pies en el suelo!  Mientras limpio la mierda me doy cuenta de algo… Chris Martin me ha puesto una trampa, un exámen, un reto. Y yo lo he aprobado con nota.

Salgo de los estudios de Telecinco corriendo y todavía con el ‘estuco’ televisivo aparezco sin aliento en una de las múltiples entradas a las ventas, los fans de Coldplay todavía abarrotan las puertas de un que ya está finalizando. La música me guía hasta mi asiento una plaza de las Ventas que rebosa.

Podría describir la posición de cámaras de Anton Corbijn o las luces, los cohetes y los plasmas redondos, pero prefiero ser sincera. Después de madrugar para la radio, de ser interrogada y examinada por Chris Martin, de hacer un directo por televisión y de ir a un concierto de Coldplay chispeando y a medias… merece la pena 1,000 veces al escuchar ‘Fix you’ live*:

“When you try your best, but you don’t succeed

When you get what you want, but not what you need

When you feel so tired, but you can’t sleep

Stuck in reverse…”

“And the tears come streaming down your face…”

Al final sí llueve, llueve bajo el tendido 10, en la plaza 8.