Viaje (de emociones) a Gran Canaria

Viajar a Gran Canaria, para mí, es como hacer un viaje en el tiempo.

Es volver a revivir momentos de cuando era pequeña. Es visitar lugares a los que hace años que no voy, reencontrarme con mis amigas de siempre, del colegio, recordar anécdotas, ver a la familia…éstas pequeñas visitas fugaces que hago, me llenan de energía y de vida.

Es un viaje de emociones, siempre se me remueven sentimientos de alegría mezclados con nostalgia. Personas que ya no están, situaciones vividas en lugares que ya ni se parecen a lo que eran, las cosas cambian, la vida evoluciona y hay que asumirlo.

Aunque las horas en Canarias pasan más lentas y el ritmo es más relajado, siento que nunca me da tiempo de hacer y ver todo lo que me gustaría. Nunca consigo venir más de dos o tres días entre mi gira teatral y casi me tengo que dividir en cachitos para verlos a todos. Nunca lo logro.

- Visita obligada cuando me bajo del avión es ir a comerme el auténtico bocadillo de pata de cerdo, queso tierno y pan de pueblo, al bar Yazmina. Está en Telde, nos pilla de camino desde el aeropuerto a Las Palmas. Es curioso cómo cuando el avión está aterrizando, ya empiezo a visualizarlo, su olor…su sabor…es el típico bar de toda la vida, los camareros son encantadores y te atienden a una velocidad muy poco propia de la isla. ¡En menos de 1 minuto tienes tu desayuno listo!

IMG_2046

Café con leche, bocadillo de pata con queso y un vasito de agua Firgas. Así queda inaugurada mi visita a la isla.

- Con mi padre tenemos instaurada una tradición, que es, pasear por la Playa de Las Canteras donde aprovechamos para ponernos al día de nuestras cosas y terminamos con un heladito en la Heladería Peña la Vieja. Están buenísimos y hay muchos sabores típicos canarios, como el de tuno negro o bizcocho de Moya.

- Por supuesto tampoco falto a mi cita en Zumolandia, para merendar el mítico zumo de tunos con un sandwichito de berros y otro de cangrejo. Sabores que me transportan.

- Una de las tardes, paseando, fuí a dar por casualidad a una calle que me sonaba y me encontré con la Escuela de Ballet de Aída Lustres. 8 años pasé allí haciendo ballet y jazz. Eso sí que me transportó a cuando era pequeñita. La misma puerta, la misma sala, pero reformada claro. Y otras dimensiones. Cuando eres pequeña todo lo ves enorme y con el paso de los años descubres que las proporciones cambian. Me encantó asomarme y verla allí dando clases a niñas de 3 años que podían ser como yo, hace mucho tiempo, ilusionadas y divertidas en la clase.

Todas las tardes cuando terminaba de bailar, nos íbamos mi hermano Ciro y yo a la tienda de al lado a comernos un bocadillo de salami con un clíper de fresa. Merendando esperábamos a mi madre que venía con su Seat Panda a recogernos para llevarnos de vuelta a casa. Eran unas épocas inocentes y maravillosas.

IMG_1932

- Tengo unos primos muy valientes y emprendedores. Han montado sus propios negocios y yo me alegro de que les vaya estupendamente. Mi prima Mónica tiene una tienda de productos ecológicos, Savialud, donde aprovecho para llenar mi cesta de cositas saludables.

IMG_1933

- Por otro lado, mi primo Sergio, es batería de  The Birkins, entre otros grupos y otras muchas aficiones, (familia de artistas), y se ha lanzado al mundo de la hostelería montando El Apartamento, un lugar donde se puede comer, escuchar música en directo o disfrutar de ricas tartas rodeado de una acogedora decoración.

IMG_2027

Reunión de primos, mi hermano Ciro y mi primo Sergio, en medio de dos barbudos.

- Fue casualidad coincidir con mi hermano Ciro en la isla. Se encontraba allí porque estaba rodando la película de Helena Taberna junto a Juana Acosta, Daniel Grao o Goya Toledo entre otros. ¡Así que menuda suerte tuve! Hacía mucho tiempo que no nos veíamos y aprovechamos para disfrutarnos. Por supuesto, cayeron unos kilómetros juntos.

IMG_1928

En el Confital…

 

- No dejo de hacer deporte nunca, pero en la isla, menos. Aprovecho para hacer una visita a Forward, mi centro de entrenamiento personal. Allí Ruymán de Armas, me hace nuevos planes de entrenamiento, supervisa mi evolución para atacar con nuevas sesiones y de ésa forma sacarme el máximo rendimiento. Él no es un entrenador típico, se implica muchísimo con cada uno de sus clientes y no para hasta conseguir los objetivos marcados. Tiene mucha psicología y sabe cómo motivarte. Es admirable que alguien a 1.800 kilómetros de distancia haya conseguido que me tome en serio los entrenamientos y que los logre cumplir a rajatabla. A él le debo mi enganche al running y que cada vez me sienta más fuerte. Además para mí, es un ejemplo a seguir, todo lo que me enseña es através de sus conocimientos, pero también de la experiencia. Ha corrido la Transgrancanaria, el Ironman de Lanzarote, la Marathon de Nueva York, Fudenas y muchas más que podría nombrar, por eso, todo lo que yo empiezo a vivir de cara a mi nuevo reto, él ya lo ha vivido. Pequeñas lesiones, dolencias, ilusiones, crisis, nervios, él ya ha pasado por todo eso antes, por eso yo le escucho muy atenta cuando me habla, me serena y me fío 100% de todas sus pautas. ¡Ahora se está preparando para correr la Transalpine Run, eso sí que es de locos!

En una de nuestras sesiones me tocaba hacer mis primeros 18k. Me llevó de paseo por la ciudad, me estuvo hablando toda la carrera y se me pasó volando. Casi ni me enteré.

IMG_1953

Por la playa de Las Canteras, las UltraBoost van como un tiro.

ruymi

Aquí Ruymán de Armas…

IMG_1958

IMG_1960

Después del esfuerzo, un poco de hielo o como dicen en Forward #frioafterwork

 

- Mi viaje a la isla coincidió con el día del Padre, había que celebrarlo con el protagonista.

IMG_1968

Con mi papi.

 

- Reunión de hermanos a la que me uní cual pequeña intrusa, no me pude resistir.

IMG_1895

Con mi padre y mis tíos…

- Nuevos miembros en mi familia adoptiva. Los Jiménez. A los que admiro con todas mis fuerzas.

IMG_1937

Con mi amiga Yeni y los kiwitos…

- Una pequeña siesta en la playa…también rasqué algún minutito de silencio y soledad. Lo necesitaba.

IMG_1940

Y todo esto en apenas tres días, jugando con los tiempos y las emociones. Siempre me lo paso en grande, pero también me vuelvo a la Península con una sensación extraña.

Por todos aquellos a los que no puede ver, ni abrazar. Mi tía María, mi amiga Lucy ( pequeño tropiezo que nos impidió vernos las caras) Anita, Cris, Manu, Merce ( siempre me parece poco el tiempo que pasamos juntas), las niñas del instituto de Tafira, Lole, Leyre (menos mal que te tengo en Madrid),

Y tantas y tantas personas que perdí la pista y que me encantaría volver a ver, los compañeros del Colegio Heidelberg, los de mi clase, el A, los del B y los del C, los profesores, los que veraneaban en Pasito Blanco, los del Metropole, amigos de Agaete, de Artenara…Son viajes en el tiempo, hacia el pasado, pero de los bonitos.

Todos pertenecen a una parte de mi vida, todos me han hecho ser como soy, para lo bueno y lo malo, a todos y cada uno de ellos, los llevo abrochaditos en mi piel.

Va por ustedes…

¡¡¡PASEN Y VEAN!!!

Kira

Nos seguimos mirando en Twitter e Instagram

IMG_1878

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>