Una de escalada…

¿Te vienes a escalar?  Me preguntó mi amiga Martita.

Y como yo me apunto a un bombardeo no lo dudé ni un segundo.

Al día siguiente, casi sin darme cuenta, estaba con un arnés puesto, unos pies de gato, un casco, frente a una pared de 30m y pensando…”madre mía, quien me mandó a meterme en esto” jajaja!.

ESCALADA2

Íbamos un grupo de lo más divertido. Salva, alpinista profesional y director de la revista “Campo Base”, María que lleva escalando años, mi amiga Marta que sube como si fuera spiderman y otros amigos aficionados a éste deporte. Con éste equipo todo me daba confianza y sabía que nada podía fallar.

ESCALADA3

Así que poquito a poco empecé a subir. Tienes que ir concentrado, buscando los huecos adecuados tanto en manos como en pies para apoyarte bien y avanzar con seguridad. Mi corazón latía con fuerza a medida que me alejaba del suelo y si miraba hacia abajo mi mente se rendía y con un hilito de voz gritaba un suave “YA” con la intención de parar y bajar a tierra firme. Pero fueron claves los ánimos de mis compañeros de aventura allí abajo.

ESCALADA4

Con una sonrisa me animaban a seguir un poquito más, aseguraban que más arriba se encontraba una parte gustosa de la pared. También me recordaban que no me olvidara de respirar, a veces la adrenalina hace que bloquees la respiración.

ESC5

Y poquito a poco, despacito, con pasos firmes fui subiendo. Es curioso el poder de la mente. Mientras estaba concentrada únicamente en buscar buenos apoyos y subir, todo estaba bien. Ahora, en cuanto me hacía consciente de que estaba  subiendo y por lo tanto alejándome del suelo, mi mente frente al respeto de las alturas, se rendía.

Hubo un momento mágico para mí, que fue cuando separé la vista de la pared, me puse de perfil y miré hacia el horizonte. De pronto pude observar desde las alturas, colgada de una cuerda la inmensidad del paisaje y sentí una paz maravillosa, con la que entendí, desde mi humilde experiencia, el enganche de la escalada.

ESC6

No llegué hasta arriba del todo, pero me superé a mí misma, me atreví a subir e incluso a repetir. Y con eso es con lo que me quedo.

Ahora tengo ganas de continuar, de seguir aprendiendo y quizás en la próxima ocasión llegue más alto.

Lo intentaré… sé que lo conseguiré…

Si quieren información sobre escalada pueden entrar en http://www.eldiario.es/campobase/

IMG_3720

Mi perrita Lana también escaló como una campeona.

¡¡¡PASEN Y VEAN!!!

Kira

Nos seguimos mirando en Twitter, Facebook e Instagram

 

ESCTODOS

Gracias amigos por un día inolvidable ;)

One thought on “Una de escalada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>