Cuando un percance en un avión te hace reflexionar…

Parece que el frío reaparece con fuerza.

Hace unos días volvía de mi tierra y tuvimos un pequeño percance en el avión, debido a la fuerte tormenta de viento. Parece mentira , pero en esos minutos de incertidumbre donde no sabes muy bien qué va a ser de ti y además donde sólo puedes abandonarte a la suerte porque no está en tu mano hacer nada para remediar lo que tenga que pasar, tu cabeza va a mil por hora. Me dio tiempo a pensar en un millón de cosas. Hacer balance de mi vida controlando la ansiedad que la situación me provocaba. Los pasajeros enmudecían pálidos. Algunos no podían remediar derramar lágrimas. Yo intentaba respirar para no marear demasiado y es curioso cómo sentía una paz tremenda. En una situación en la que quizás fuera el “fin de mis días” ( algunos pensarán que exagero , pero hay que verse en la situación) mi consuelo era que por lo menos los últimos días de mi vida habían estado impregnados de risas, bailes y cariño. Me sentía realizada.

Tras un par de intentos fallidos, por fin tomamos tierra, ( nunca olvidaré la sensación de salvación) me subió un cosquilleo por todo el cuerpo y ganas de llorar. Es alucinante cómo funciona el cuerpo y la mente. En una situación de emergencia y tensión, te mantienes alerta, pero en cuanto te relajas, brotan todas las emociones. Todos nos mirábamos con cara de alivio. No era nuestro momento y alguien nos había dado otra oportunidad. Sentí unas ganas locas de abrazar al piloto, al que nunca llegué a ver la cara, pero que desde aquí le agradezco que tuviera la destreza de lograr aterrizar en aquellas condiciones.

Anduve por el aeropuerto con una sonrisa de oreja a oreja, pero agotada, el susto me había dejado casi sin fuerzas, pero con una energía brutal. Ya sé que es contradictorio, pero era cómo yo me sentía.

Así que desde aquí les digo que hay que disfrutar la VIDA.

Nunca se sabe cuando ni cómo se truncarán tus días…

Come, ríe, salta, baila, lucha, anda, habla, escucha, observa, corre, canta, grita, abraza, besa, suda, cuida, construye, estudia, viaja, comparte…haz que tu vida merezca la pena.

1W8A1760-copia

Y ríete mucho… a mí es lo que me limpia el alma!!!

1W8A1764-copia

JERSEY THE HIP TEE, CAMISETA THE HIP TEE, PENDIENTES DINH VAN, ZAPATILLAS ADIDAS

¡¡¡PASEN Y VEAN!!!

Kira

Nos seguimos mirando en Twitter, Facebook e Instagram

 

” LA VIDA ES COMO UN ESPEJO, TE SONRÍE SI LA MIRAS SONRIENDO”

 

Fotos: Alberto Saguar

Estilismo:Jose Herrera

Agradecimientos: Be Agency, Rebeca Trillo, Pedro Urech, Irene Valdezate, Samuel Sanz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>